miércoles, 26 de diciembre de 2012

Posted by Dante Romero On 11:10

Sucede hoy en Perú.

Aunque las editoriales no lo quieran y esto fracture más su amplio poder generado durante décadas, los libros electrónicos vienen teniendo más y más seguidores.

Suelo visitar a mis amigas/amigos, muchos de ellos gerentes de ventas y marketing de diversas empresas, algunas veces por motivos profesionales para resolver sus consultas y otras simplemente para charlar “de cualquier cosa” mientras almorzamos un ceviche acompañado de una buena cervecita o Pisco Sour y teniendo una excelente vista marina. Bueno, generalmente ellas/ellos me invitan y yo desde luego nunca digo: no J

Desde mediados de 2012 y quiero referirme al 90% de todos ellos, los vi experimentando un cambio trascendental, dejaron sus “adoradas” notebook y laptop para cambiarlas por tablets.

Antes de eso, en cada reunión que teníamos fuera de sus oficinas, era divertido verlos llegar cargando “su equipaje”, hoy llegan muy “light”.

Cuando les pregunté —yo soy muy preguntón— las razones de ese cambio, dado que hace apenas año y medio me hablaban maravillas de sus poderosas notebook y laptop Sony o Toshiba; hoy me hablan muy bien de sus tablets: Samsung, Apple, AOC y otras.

Entre las razones de decidirse por el cambio fueron: menor peso, una excelente experiencia multimedia, muy buena reproducción de videos, linda experiencia al navegar por la web gracias a su pantalla dinámica, reproducción de archivos al momento donde estén y batería de larga duración.

Lo cierto es que están tan “encantados” con sus nuevos dispositivos que en navidad no se les ocurrió mejor idea de regalo para sus esposas (os) e hijos… que unas tablets. Querían compartir su “experiencia”.

Pero tal vez lo más importante que hallé en este cambió fue el hecho de que antes, la gran mayoría no pensaban en comprar ni leer libros electrónicos (eran asiduos visitantes clientes de ferias y librerías), pero a raíz de adquirir sus nuevos equipos, comenzaron a “bajar” primero eBooks gratuitos y prestaban sus tablets a sus hijos para que los “leyeran” y todo se confabuló para la buena aceptación de los mismos.

Hoy ya visitan Amazon y otros sitios y adquieren eBooks en línea.

En Perú el crecimiento de las tablets llegó a ser de 334% y el 2012 cierra con alrededor de 200,000 unidades importadas. Para que se den una idea del crecimiento de nuestro mercado, solo en celulares, tablets y computadoras se importaron: 4,1 millones de unidades y el 28% de ello fueron los smartphones.

Considero que el mercado de las tablets crecerá vertiginosamente en 2013 en mi país, dado la excelente situación económica en la que nos encontramos y ello sin duda vendrá unido a más experiencia de libros electrónicos.

Amigas/amigos escritores independientes o Indies mi país se convierte en un mercado potencial muy interesante para promover sus obras literarias.

Y como un video habla más que mil palabras aquí la experiencia de una tablet, sé que les encantará. Pronto tendré la mía J

Hasta pronto, deseándoles… ¡Muchas ventas y gran inspiración!


Los invito a seguirme en:





5 comentarios:

Eduardo Perellon Cano dijo...

Interesante reseña, Dante. Espero que se cumplan tus vaticinios y que podamos compartir con nuestros hermanos peruanos el fruto de incontables horas de imaginación e investigación para crear una novela. Un abrazo.

Blanca Miosi dijo...

Desde ya estoy dirigiendo mis hashtag a #Lima, que supongo yo es el mercado más fuerte que hay en Perú. Y es cierto que la economía peruana es una de las de más crecimiento en la región, me consta, lo he leído y además lo he visto con mis propios ojos hace poco.

Muy buen artículo, Dante!

Dante Romero dijo...

Estoy seguro que así será mi amigo Eduardo Perellon

Dante Romero dijo...

Y tienes que adicionarle: #tambiénsoyperuana Lima es un mercado fuerte, Trujillo, Arequipa y Cusco. Se aprecia un desarrollo equitativo en toda región.

Daniel Hurtado Brenner dijo...

Pero todavía no hay lectores de libros digitales que se puedan contar. Solo hay, una libreria peruana de ebooks, solo una. Hay una chilena y otra argentina que han comprado el punto pe, pero son esencialmente chilena y argentina respectivamente. Los editores nacionales no saben lo que es un ebooks. Ahora, no son las tablet precisamente los mejores aparatos para leer ebook: para eso se inventaron los ereader. Sigue apoyando la lectura digital, suerte.